Bienvenidos a Gente despierta, gente Cafepar.

¿Que es?

Muchas cosas, pero por sobretodo, una mirada sobre la Sociedad y la Empresa que no se limita a la pura contemplación. Porque entendemos que el Negocio no puede olvidar a la Comunidad.

Muy por el contrario: a ella se debe y dentro de ella actúa. Y es por esto que como organización con fines de lucro, sentimos el mandatorio de devolverle a la Sociedad parte de lo que la Sociedad nos da.

Pero –al contrario de la antigua Responsabilidad Social Empresaria- en Cafepar Comunidad Corporativa vamos más allá de la simple filantropía.

Porque el mero asistencialismo es como regalar peces: el beneficiado no aprende a pescar nunca y ello le vuelve dependiente y sin capacidad de autogestión y autosuficiencia a largo plazo.

Inicia con un Ciclo protagonizado por referentes de la Cultura y el Mundo Corporativo en todas sus formas.

Gente despierta, gente Cafepar convoca a jóvenes talentos dándoles la oportunidad de audicionar con figuras tan relevantes como Rodolfo Angenscheidt, Benjamín Fernández Bogado o Gustavo Koo.

El encuentro siempre será pactado en el lugar de trabajo habitual de cada uno: el restaurant, la empresa o la radio, según el caso. Los postulantes harán su presentación en vivo y el proyecto más destacado de todos los presentados en tal audición, le hará ganar a su autor un lugar de trabajo en las empresas en las que Angenscheidt, Koo y Fernández son líderes destacados.

El programa se continuará con la participación de más personalidades de alto destaque en otras disciplinas como la música, la publicidad o el arte en alguna de sus expresiones.

De esta manera, en Cafepar Comunidad Corporativa, sumamos nuestro granito de arena a la construcción de un País en donde la Meritocracia sea la que abre las puertas a las mejores ideas de los emprendedores y creativos.

¿No son acaso ellos el futuro de un Paraguay mejor?

Bajo esta mirada proyectamos el inicio de un Proyecto de Acción Civil Voluntaria encabezado por todos en la compañía:

Porque creemos firmemente que sólo se predica con el ejemplo y la acción.


Llevaremos adelante el hermosamiento de plazas, la limpieza de basuras en la vía pública y acciones similares con la intervención coordinada de nuestros colaboradores y gerentes, en salidas solidarias de fin de semana.

Pero nuevamente, hablaríamos de asistencialismo sin proyección si nos quedásemos en esto. Nuestros voluntarios serán liderados por un Padrino, un referente del barrio o la zona en la que actuemos, que será el encargado de transmitir a los vecinos, la importancia de continuar la labor iniciada por los voluntarios, generándose así un Círculo Virtuoso de buenas prácticas en defensa del Bien Común. Activismo ciudadano en acción, con cosas tan básicas como la puesta en valor de los espacios públicos, la limpieza de la ciudad o el cuidado del medio ambiente urbano.

Y todo esto, sin perjuicio de continuar apoyando y participando en iniciativas y programas desarrollados por otras empresas u organizaciones como el Banco de Alimentos, Unicef, Teletón, o El Pacto Global de las Naciones Unidas.

Porque son tiempos de colaboración e intercambio constante de información de valor.

 

Como decíamos al inicio, creemos en la labor coordinada entre la organización y las personas dentro y fuera de la compañía. Nos gusta imaginarnos a Cafepar como el punto donde Comunidad y Empresa se encuentran.

Y con esa visión trabajamos todos los días. Porque creemos que la RSE es solo un inicio en la construcción de una Sociedad más justa, inclusiva y llena de oportunidades para todos.